Nota publicada en lanueva.com - 29/9/2019

Actriz, escritora, cantante y docente. Se reconoce como “artista trans sudaca”. Susy será la encarga de cerrar el festival con un recital en la Plaza del Algarrobo.

El noveno Festival de Poesía Latinoamericana de Bahía Blanca se realizará desde el próximo jueves y hasta el domingo en distintas sedes de nuestra ciudad.

Contará con 22 invitados de Chile, México, Perú, Alemania y Argentina, que llegan a nuestra ciudad gracias al apoyo del Instituto Cultural de Bahía Blanca y de la Universidad Nacional del Sur.

Bajo el lema “Al borde del borde” el festival tiene el honor de recibir a Susy Shock, una actriz, escritora, cantante y docente argentina que se reconoce como “artista trans sudaca”, quien será la encargada de cerrar el festival el domingo en la Plaza del Algarrobo y dará una charla gratuita en la Biblioteca Rivadavia titulada “Abrazar las infancias”.

El último orejón...

—Hace poco planteabas en una entrevista que, pese a la relevancia en el debate público que tomó en los últimos años la lucha feminista, las travas siguen siendo siempre “el último orejón del tarro” ¿Cómo viviste lo que pasó estos últimos años desde tu historia de militancia?

—Con mucha tristeza, bronca, y a la vez con una garra que también nos fuimos contagiando entre compañeras, hermanas, de no aflojar, eso inmenso que al conocer infancias trans alrededor del país, también nos acaricia en medio de las luchas, porque pese a las coyunturas, hoy hay infancias trans jugando entre si, y nos reconocemos en ellas también, somos ellas, y eso nos reverdece.

—Aunque no te gusta encasillarte, se puede decir que en la práctica sos militante trans, educadora, cantante, actriz, escritora... ¿Qué lugar ocupa la poesía en tu vida cotidiana? ¿Escribís en el borde del borde?

—Más que la poesía, lo poético, como un modo de vivir la vida, de vincularme, no solo en frases y textos bonitos, sino en construcciones poéticas con los demás, con el resto del mundo, celebrar, pese a todo, esta vida. Escribo, vivo y construyo en los bordes, fue así desde pequeña, yo sigo estando en los mismos lados, con lxs mismxs y haciendo mucho de lo mismo, lo que sucede ahora es que hay más voluntades, complicidades y espectadores de eso, que fueron aprendiendo que en los bordes crecen las flores de loto, se encuentran las pepitas de oro, y podemos vivir con nuestra agenda propia y nuestro propio tiempo. Debe ser que lo que llaman “el centro” también nos empezó a mirar, porque vio que acá somos muchxs amuchadxs... je y tal vez también porque no tienen más novedades que venderse, salen a la búsqueda y ahí nos encuentran dele que dele, jugando nuestro juego... puede ser, no?

—¿Por qué importa preguntarse “quién soy”?

—Porque el nombrarse es todo, el principio de todo, y no solo como reconocimiento básico, sino como posición política: soy yo la que te voy a explicar lo que soy, ningún otro, porque no alcanzó hasta ahora y porque se hizo mucho daño, es hora del empoderamiento ¡Y eso es un tremendo hecho poético!